Por amor sufrimos, por amor somos pacientes, por amor somos amables y abnegados; por amor no nos enojamos por estupideces, y fácilmente olvidamos el daño que nos han hecho. Por amor estamos en contra de la mentira y solo aceptamos la verdad. Porque si verdaderamente amamos, somos capaces de aguantarlo todo, de creerlo todo, de esperarlo todo, de soportarlo todo. Porque creemos que si el amor existe, entonces el amor es para siempre.